ROSENAIL

ROSEHAIR

ROSELIFT

Carrito
← Retour
La cesta está vacía

🎀 OCTUBRE ROSA : Haz una donación a la Asociación RUBAN ROSE desde la caja 🎀

⚡ ENTREGA EXPRESS GRATUITA (48h-72h) : a partir de 40€ de compra ⚡

🌸 UN ROSECLEAN A 1€ (donado a la asociación): a partir de 50€ de compra 🌸

⭐ PAGO 4 VECES GRATUITO: sin compra mínima, con CLEARPAY ⭐

Hi! We're RoseGold.

Yoga facial: el lifting natural que todas estábamos esperando

Tensa la piel, le da carnosidad, suaviza su textura y le devuelve luminosidad... Y no estamos hablando de las agujas del cirujano sino del Yoga facial. Una práctica milagrosa que consta de unos ejercicios de gimnasia facial para un lifting casi instantáneo y duradero. Consigue ahora ese brillo natural que todas tanto anhelamos.

Yoga facial: ¿qué es?

Ha sido una sensación desde hace ya algún tiempo, el yoga facial es la nueva práctica de moda y bienestar que todas debemos intentar. Muy bien arraigada en países asiáticos, y también popular en Estados Unidos, ya está ahora haciéndose popular en Francia. Incluso probablemente ya la hayas visto en Youtube a través de los videos de Sylvie Lefranc (autora del libro "Yoga du Visage"). Este ejercicio facial tiene sus orígenes en la práctica general del yoga. El principio es el mismo, aunque localizado en la cara y en todos sus músculos que la componen. Este método totalmente natural regenera los músculos faciales haciéndolos trabajar en profundidad, pero también añadiendo masajes, acupresión y ejercicios similares al yin yoga.

- ¿Cuál es el resultado esperado y prometido? Mejora de la circulación sanguínea, piel firme, una tez homogénea y eliminación de toxinas. Los músculos de la cara son como todos los músculos del cuerpo, si no se ejercitan frecuentemente, eventualmente terminarán por ablandarse. Es por ello que la forma ovalada de la cara se relaja a medida que envejecemos. Para combatirlo, el yoga facial es la solución ideal. Al restaurarle toda su elasticidad a la epidermis, permitirá, sin lugar a dudas, mantener con vida esta frágil parte del cuerpo humano. Son los beneficios de un lifting facial, sin tener que gastar todo ese dinero ni sufrir bajo las agujas de un cirujano. ¡Una verdadera revolución!

Una práctica aprobada por la ciencia

Uno de los aspectos más importantes del yoga facial es que ayuda a rejuvenecer los rasgos faciales de una forma espectacular. Según un estudio publicado en la revista Jama Dermatology, los investigadores dan fe de la efectividad de esta práctica en nuestra indetenible búsqueda del milagro anti-envejecimiento. De hecho, durante el estudio, alrededor de 30 personas practicaron los 32 ejercicios faciales recomendados por el yoga facial todos los días, durante ocho semanas. De cuarenta a sesenta y cinco años, los voluntarios notaron signos convincentes a partir de la novena semana. Después de 20 semanas, el cambio fue drástico (mejillas más carnosas, una forma ovalada más firme, tez luminosa) y el promedio de rejuvenecimiento físico fue de dos años.

 

En resumen, lo que podemos esperar yoga facial es:

  • Una silueta más llamativa

  • Una piel más suave 

  • Una tez luminosa 

  • Un look refinado 

  • Mejillas carnosas 

  • Desvanecimiento de arrugas

  • Una mirada llena de vida

¿Un milagro? pues por supuesto que no. De hecho, estos efectos son el resultado de una práctica regular y asidua. ¡Al igual que el yoga general o cualquier otra forma de deporte, la práctica del yoga facial requiere una disciplina total!

¿Cómo practicar yoga facial en casa?

El yoga facial es tan sencillo que se puede practicar en casa, sin la presencia de un entrenador o equipo especial. Lo ideal es practicarlo por la mañana antes de comenzar el día. Entre otras cosas, te permitirá liberarte de tensiones y empezar con el pie derecho. Todas las mañanas, después de levantarte y antes de cualquier preparación, date de cinco a diez minutos de relajación para este ritual de bienestar. Respirando hondo y añadiendo un mantra (OM para liberar tensiones, por ejemplo) aplicaremos los diferentes ejercicios inspirados en las recomendaciones de Sylvie Lefranc:

Para reducir las arrugas de la entreceja: repítase cinco veces. Con el dedo índice masajeamos la zona inter-ceja, de abajo a arriba y de forma circular. Luego comprime el músculo de la zona con la palma de la mano.

Para alisar la frente: repítase diez veces. Para devolverle vigor a la frente y suavizarla de las preocupaciones acumuladas a lo largo de nuestros días, ponemos ambas manos en la parte superior de la frente, luego las deslizamos hacia arriba y hacia abajo con la cabeza mirando hacia abajo, manteniendo cinco segundos de tensión muscular. Luego soltamos a medida que exhalamos.

Para suavizar las arrugas de la sonrisa: repítase dos veces. Para suavizar las pequeñas arrugas naso-labiales, también conocidas como arrugas de la sonrisa, estiraremos las sienes hacia atrás usando las palmas de las manos. Al mismo tiempo, formamos una O con la boca acercando el labio superior a los dientes durante cinco segundos.

Para tonificar la forma ovalada del rostro: repítase cinco veces. Pon tus manos debajo del mentón, asegurándote de cubrir también el contorno del rostro. Crea resistencia con la cabeza inclinada hacia adelante, mantente así por diez segundos, suelta, exhala y vuelve a empezar.

Para alisar las patas de gallo: repítase cinco veces. Pulgares en el cuello, el resto de la mano en las sienes. Desliza los dedos hacia atrás sin mover los pulgares. Mantente presionando durante cinco segundos, suelta y luego repite.

(lee también: Cómo cuidar el contorno de tus ojos y prevenir arrugas)

Para suavizar el contorno de los labios: repítase tres veces. Primero, inflamos las mejillas, presionamos los labios con la mano como para evitar que el aire se escape. Mantenlo presionado durante cinco segundos. Para unos labios carnosos, nos podemos divertir haciendo vibraciones con la boca soplando muy fuerte.

¿Qué tratamientos cosméticos utilizar para completar esta práctica?

El masaje y las presiones de la acupresión son formas muy efectivas de obtener tratamientos cosméticos profundos en la piel. La circulación sanguínea reactivada absorberá mejor los ingredientes activos que la epidermis necesita para hidratarse y nutrirse en el mejor de los casos. Por lo tanto, la sesión matutina de yoga facial puede combinarse perfectamente con la aplicación de tratamientos. Esto nos ahorrará tiempo mientras nos consentimos un poco. ¡Puedes aplicar tu crema de día, sérum, gel o un aceite vegetal (siempre prensado en frío) para así obtener los mejores efectos!

Así que, ¿te entregarás a los brazos de este milagroso lifting facial totalmente natural?